Procedimientos
más frecuentes

Cirugía para hernias de disco lumbares, cervicales o torácicas.

¿Qué es el disco intervertebral?

La columna vertebral está básicamente compuesta por huesos llamados vértebras, separada una de otra por el disco intervertebral. Cada vértebra se articula con la vértebra que tiene por encima y con la que está por debajo mediante 3 articulaciones: la más grande corresponde al disco intervertebral y dos más pequeñas hacia atrás y a los lados que se llaman articulaciones facetarías. El disco intervertebral es un cartílago que está compuesto por 3 partes: el platillo o endplate que contacta arriba y abajo con el hueso vertebral, el anillo fibroso y el núcleo pulposo (que es una porción más gelatinosa que se encuentra circunscripta por fuera por el anillo fibroso y arriba y abajo por los platillos o endplates).

¿Qué es una hernia de disco?

Una hernia de disco es un desplazamiento focal del disco por fuera del espacio que normalmente debe ocupar entre las dos vértebras. Ya que los espacios son pequeños, estos desplazamientos pueden generar compresión de estructuras cercanas como nervios o la médula espinal. Hay diferentes tipos de hernia (protrusiones, extrusiones, posteriomediales, posterolaterales, foraminales, extraformainales) que pueden verse en sus estudios por imágenes, principalmente en la resonancia magnética.

¿Todas las hernias de disco deben operarse?

No, se debe evaluar cada caso en particular. De hecho, la mayoría no requieren tratamiento quirúrgico. En general, si el paciente presenta déficit en la motricidad del miembro comprometido es más común indicar la cirugía inicialmente. Lo mismo ocurre en muchos casos de canal estrecho sintomático. Las hernias discales asintomáticas raramente requieren tratamiento alguno.

¿En qué consiste la cirugía de la hernia de disco?

Existen diferentes tipos de cirugía, cuya utilización dependerá de cada caso en particular así como de la ubicación de la hernia en la columna vertebral, ya que no es lo mismo abordar una hernia cervical que una lumbar o torácica.

En las hernias discales lumbares, la cirugía más simple consiste en la discectomía, es decir sacar la parte más blanda del disco intervertebral. Si esto se realiza con la ayuda del microscopio quirúrgico, recibe el nombre de microdiscectomía, permitiendo realizar una incisión más pequeña en la piel. Estas cirugías pueden realizarse con técnicas mínimamente invasivas. Dependiendo de cada caso, puede requerir instrumentación, o sea, colocar prótesis metálicas como barras y tornillos con el objetivo de fusionar dos vertebras, pasando entonces a ser un solo hueso.

A diferencia de las hernias de disco lumbares, las hernias de disco cervicales en la gran mayoría de los casos se operan por un abordaje anterior, es decir, por adelante. Más específicamente, desde el borde de un músculo llamado esternocleidomastoideo. Una vez que llegamos a la columna, resecamos todo el disco intervertebral junto a la hernia y luego debemos colocar una prótesis en ese espacio. En general es una caja con dos o cuatro tornillos para fijarse al hueso.

Ir arriba