Procedimientos
más frecuentes

Cifoplastia

La osteoporosis es una enfermedad que hace que los huesos se hagan más frágiles y por lo tanto, tengan más riesgo de fracturarse. Esas fracturas, por ejemplo, pueden ocurrir en la columna vertebral. A diferencia de otras fracturas, estas generalmente están ocasionadas por traumatismos de baja energía. Dentro de los tratamientos posibles para las fracturas osteoporóticas de columna está la cifoplastía. Se trata de un tipo de cementación de la vértebra mínimamente invasiva que realizamos a través de un trócar que colocamos de cada lado en forma percutánea. Accedemos con la cánula de trabajo al cuerpo vertebral fracturado y ahí inflamos un balón que nos permite dos cosas: puede generar una recuperación al menos parcial de la altura de la vértebra fracturada y por otro lado genera una cavidad en el hueso para luego colocar el cemento a baja presión. Esto último disminuye las posibilidades de complicaciones del procedimiento relacionadas a la migración del cemento. Hay que evaluar cada caso en particular para definir si tiene o no indicación de realizar una cifoplastía.

Ir arriba